02 marzo 2009

Primer día en el trabajo

Actualización: He cambiado las fotos de las vistas nocturnas por otras más bonitas.

Hoy ha sido el primer día de trabajo en Norut. Todo correcto de momento. No he conocido a todos los trabajadores de la empresa, pero sí a bastantes. A algunos me los presentaron, otros me dieron pié a que me presentara, y alguno me miraba como si me hubiera perdido y no pudiera salir de allí. Pero en general parece que hay buen ambiente, y que acabaré conociendo a todo el mundo rápido.

Pongo aquí una foto del despacho que comparto con Borja (se ve el eeepc touch que de momento tengo para hacer mis cosas), y de la vista que tengo de la ventana de mi despacho. Eso, quizá, es lo que más me gusta de Tromso; las vistas y las montañas. Me encantan las montañas tan altísimas que rodean la isla. Y todas cubiertas de nieve. Curiosamente ahora la nieve me gusta. En Tampere la acabé echando bastante de más. Por cierto, me atrevo a decir que no hace frío, aunque cuando se levanta viento se nota en las orejas...




Una cosa curiosa de la jornada de hoy es que tenemos jornada de trabajo europea. Desayuné al salir, comí una ensaladita de la cafetería (por probar, que aquí todo es carísimo), luego al salir nos tomamos unos gofres en la universidad, y todavía no hemos hecho la comida fuerte del día.

La cafetería de la empresa, el edificio, y la universidad me recuerdan mucho a Finlandia. Es todo igual, sencillamente (salvo los precios). Uno de estos días, cuando ya domine el terreno (hoy me he perdido tratando de devolver una bandeja a la cafetería), me llevaré la cámara y haré fotos. De momento os dejo con fotos de vistas de mi ventana.


¡Ah! Y éste es David, intentando montarse en un coche:

4 comentarios:

Salvador dijo...

Me parece que David va a tener que esperar un par de meses para montarse en el coche...! ! !. Abrazos, Salvador (barbas).

Anónimo dijo...

Vaya tela, ¿tu primer día ha sido duro? ¿Se puede saber en que puñetas trabajas? No nos has contado nada sobre el trabajo, valiente productividad de los paises nórdicos. Un abrazo de Jose, Paqui y peques.

Salvador dijo...

Yo no sé si trabajo mucho o no, lo que sí se es que cuando me voy del trabajo no tengo que estar pensando en que tengo que 'estudiarme el trabajo' o que me van a poner un maldito examen... Y desde luego soy más productivo. Hoy existen cosas que ayer no existían.

(Hoy lo primero que he hecho ha sido conseguir que un ordenador dejase de funcionar. Mi jefe me ha dicho algo así como ¿Ya, el primer día?, y yo le he respondido: ¡Sí, es que soy muy listo!)

Anónimo dijo...

jajajajjajajajaa ,increible,me encanta
rocio